Cuauhtinchan

Dichos

Fallecer y no morir, a muchos les puede ocurrir Petronila. [Appendini, Refranes y aforismos mexicanos, Porrúa, 1999.]

Dichos notables del exconvento franciscano Cuautinchan

A dolor por lo que se castiga y gran alegría por lo que se perdona

Lo que se puede hacer por el bien, nunca se haga por el mal.

Mal viven los que siempre piensan vivir.

El remedio de las injurias es el olvido.

No son vírgenes aquellos cuyos cuerpos están enteros; si el ánimo y el pensamiento están corruptos.

La castidad sin caridad es lámpara sin aceite.

En cualquier persona, grado o estado la castidad tiene la ventaja y primer lugar.

Apenas tiene buen fin las cosas que tuvieron mal principio

Jamás se castigue una cosa sin que se perdonen cuatro

Lo que se castiga en público, primero se amoneste en secreto

Lo que se puede hacer por la paz nunca se gane por guerra

Aquel vivirá justamente: que hiciere lo que a otros conseja

El que no sabe dar injustamente pide

Los amigos de Dios, de esta vida y de la otro gozan

Recibir beneficios es vender la libertad

En la prosperidad sé templado y en la adversidad prudente.

La cosa más dificultosa es callar y gastar bien el tiempo.

La nobleza no recibe injuria.

Vivir en la carne, fuera de la carne, no es vida humana sino angélica.

El enemigo antiguo no merece nada por su castidad porque le falta caridad.

Si sufres los errores de tus amigos, tus los haces.

A los amigos amonestarlos en secreto y alabarlos en público.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s